La Corte Suprema asume prioridades para la aplicación y otros asuntos de inmigración en 2022

The Supreme Court Takes on Enforcement Priorities and Other Immigration Questions in Its 2022 – 2023 Term

La Corte Suprema manejará los casos de inmigración más candentes en su período de 2022 a 2023. El frente y el centro son los esfuerzos de la administración de Biden para priorizar la aplicación de la ley de inmigración. Pero el tribunal también considerará lo que deben hacer los no ciudadanos para obtener una revisión del tribunal federal de las decisiones de los tribunales de inmigración. También puede aceptar más casos de inmigración para ser revisados ​​antes de que expire el plazo.

Estados Unidos contra Texas

La Corte Suprema escuchó argumentos orales esta semana Estados Unidos contra Texasla demanda presentada por Texas y Luisiana contra las pautas de aplicación de la ley de inmigración emitidas por el secretario de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorcas, en septiembre de 2021. Un tribunal federal de Texas revocó las pautas en todo el país, una decisión confirmada por la Corte de Apelaciones.

Estados Unidos contra Texas Requiere que la corte vuelva a pensar en una disputa política entre Texas y otros estados y la administración Biden. Pone en duda la autoridad del gobierno federal para ejercer la discreción procesal: el derecho a decidir quién será arrestado y expulsado. Como argumentan los ex funcionarios de Seguridad Nacional, durante décadas, en las administraciones demócratas y republicanas, las prioridades escritas han sido esenciales para la aplicación efectiva de la ley de inmigración.

El tribunal considerará tres preguntas principales:

1. ¿Cuándo puede un estado impugnar la política de inmigración federal en los tribunales? En otras palabras, ¿tiene Texas el derecho de presentar este caso?

Para presentar una demanda, los estados deben demostrar que las prioridades de cumplimiento los han perjudicado de alguna manera. Texas dice que la política lo ha perjudicado porque (según Texas) las prioridades de implementación aumentarán su población no ciudadana. Texas dice que gastar dinero en personas que no son ciudadanos perjudica al estado de Texas.

El gobierno federal dice que Texas solo está especulando que las prioridades aumentarán su población no ciudadana. Las prioridades de implementación no llaman menos Solicitud: solo solicitud dirigida.

Los defensores argumentan que el odio de Texas de apoyar a los no ciudadanos es discriminatorio y no debería darle derecho a demandar.

Durante el argumento oral, algunos jueces expresaron dudas de que Texas haya mostrado suficiente daño. La decisión de la corte sobre esta importante pregunta puede dar forma al futuro de las demandas estatales diseñadas para desafiar la política federal de inmigración.

2. ¿Las prioridades de implementación violan la ley de inmigración?

La siguiente pregunta que deben considerar los jueces es si una política de aplicación de la ley de inmigración es ilegal. Texas y Luisiana afirman que la ley de inmigración exige que el gobierno federal realice arrestos y detenciones Todos No ciudadanos con ciertas condenas penales u órdenes de deportación. Dependiendo de los estados, las pautas limitan imperceptiblemente quién será arrestado por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de EE. UU.

El gobierno federal argumenta que la ley de inmigración solo requiere la detención de ciertas categorías de no ciudadanos si ICE ya ha decidido proceder con su deportación. Si ICE ejerce su discreción para reclamar que la deportación no procedió, la persona no necesita (y no debe) ser detenida. Además, el gobierno argumenta que no tiene los recursos para detener a todos los no ciudadanos transferidos.

Los jueces cabildearon en ambos lados del tema, pero los jueces Sotomayor y Brown Jackson parecían convencidos de que la ley de inmigración no limita el poder del fiscal del DHS para decidir si arrestar y solicitar la expulsión de ciertos no ciudadanos.

3. Si la política era ilegal, ¿tenía el tribunal de primera instancia la facultad de anular la política en todo el país?

Esta última pregunta surge tras la última decisión del Tribunal Supremo guirnalda v. Germán González. Esta decisión prohíbe que los tribunales inferiores emitan una orden judicial que ordene a los funcionarios federales de inmigración que actúen de una manera específica con respecto a la ley que rige la “búsqueda, arresto, examen y expulsión…”.

El Tribunal Supremo tendrá que decidir si se viola la decisión de un tribunal inferior Alemán González y Ley de Procedimiento Administrativo. El resultado puede determinar los poderes de los tribunales inferiores para abordar las políticas y prácticas gubernamentales de inmigración ilegal.

Santos Zacarías vs. Guirnalda

El tribunal escuchará argumentos el 17 de enero de 2023 Santos Zacarías vs. Guirnalda. El caso pregunta qué pasos debe tomar un no ciudadano para que un tribunal federal de apelaciones revise sus procedimientos judiciales de inmigración.

Los tribunales de inmigración son grandes tribunales administrativos que toman decisiones de vida o muerte. Un destacado juez de inmigración los describió como “casos de pena de muerte que se escuchan en los tribunales de tránsito”. Los jueces de inmigración a menudo cometen errores. La revisión de la corte federal es esencial. Pero la ley de inmigración crea obstáculos para esa revisión.

Un requisito es que un no ciudadano, que a menudo no tiene un abogado, no puede presentar nuevos argumentos legales ante el Tribunal Federal de Apelaciones. Deben presentar todos los argumentos legales ante el Tribunal Administrativo de Apelaciones, la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA), antes de poder presentarlos en el Tribunal Federal.

en Santos Zacarías, el Tribunal considerará dos cuestiones: (1) si el hecho de que los no ciudadanos no presenten un argumento legal ante el Tribunal de Apelaciones de BIA les impide por completo plantear el argumento en el Tribunal Federal de Apelaciones, o si el Tribunal de Apelaciones puede renunciar a este requisito; y (ii) cuando la BIA comete un nuevo error (diferente a los errores cometidos por el juez de inmigración), el no ciudadano tiene que presentar otra solicitud ante la BIA o puede ir directamente a la Corte de Apelaciones.

El resultado de este caso tiene el potencial de dificultar que los no ciudadanos apelen sus decisiones, y que la BIA, sobrecargada de trabajo, procese los casos, o puede eliminar los obstáculos para un proceso de revisión justo.

Dados los casos pendientes ante ella, la Corte Suprema seguirá desempeñando un papel importante en la configuración de las leyes y políticas de inmigración en los Estados Unidos. Además de Estados Unidos contra Texas Y el Santos Zacarías vs. GuirnaldaLa corte aún está considerando si se hace cargo de otros casos de inmigración que tocan temas como la revisión de la corte federal, las consecuencias de inmigración de ciertas condenas penales y la constitucionalidad de una ley federal que penaliza el fomento de la inmigración ilegal.

Archivado como: Corte Suprema

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *